diagonal.34

Arquitectura de Higgs

revista diagonal 34 - Portada: Detall de la secció del Reial Col·legi de Cirurgia de Barcelona, de l'arquitecte Ventura Rodríguez. Arxiu de la Universidad de Santiago de Compostela

Detall de la secció del Reial Col·legi de Cirurgia de Barcelona, de l'arquitecte Ventura Rodríguez. Arxiu de la Universidad de Santiago de Compostela

Arquitectura de Higgs

L’amfiteatre anatòmic de Barcelona representa una arquitectura arquetípica, realitzada per a una finalitat i una època molt concretes, i que té la capacitat de concentrar un moment de la història (el s.XVIII). Una nova concepció del cos humà, noves idees científiques i filosòfiques i uns nous valors polítics i socials se sintetitzen en l’elemental i, alhora, rica geometria d’aquest petit edifici. És aquí on rauen la seva raresa i valor.
Hi trobem la bellesa que emana d’una forma i unes dimensions unívocament dirigides a satisfer uns requeriments funcionals molt precisos. L’edifici té un centre molt clar: la taula de disseccions, un cadàver, el cos humà. D’aquesta taula, se’n desprenen la planta circular de l’amfiteatre i tota la seva geometria, els seus elements i proporcions: tot en l’edifici està disposat per a la millor comprensió del cos humà.
L’accelerador de partícules atòmiques del CERN, a prop de Ginebra, podria representar, per analogia, l’equivalent contemporani de l’amfiteatre: una construcció de planta circular destinada exclusivament a la punta de llança de la recerca i el coneixement científic, i de la qual es deriven els majors descobriments del nostre temps.
No obstant això, la diferència d’escales entre els dos edificis ens explica, també, algunes de les paradoxes i diferències entre les dues èpoques: l’arquitectura de l’amfiteatre és comprensible i abastable per als sentits; el camp d’estudi del CERN, en canvi, és el de la matèria subatòmica, allò que només concebem, però que no percebem. Paradoxalment, per a aquesta tasca cal un equipament de quilòmetres de diàmetre i d’escala transnacional (tant per posició, com per inversió). Aquesta extrema diferència d’escales, alienes als sentits humans, il·lustra el grau de complexitat de la nostra època, i també la dificultat de copsar-la, comprendre-la i canviar-la.


Arquitectura de Higgs

El anfiteatro anatómico de Barcelona representa una arquitectura arquetípica, realizada para una finalidad y una época muy concretas, y que tiene la capacidad de concentrar un momento de la historia (el s.XVIII). Una nueva concepción del cuerpo humano, nuevas ideas científicas y filosóficas, y unos nuevos valores políticos y sociales se sintetizan en la elemental y, a la vez, rica geometría de este pequeño edificio. Es aquí donde radican su rareza y valor.
En este anfiteatro encontramos la belleza que emana de una forma y unas dimensiones unívocamente dirigidas a satisfacer unos requerimientos funcionales muy precisos. El edificio tiene un centro muy claro: la mesa de disecciones, un cadáver, el cuerpo humano. De esta mesa se desprenden la planta circular del anfiteatro y toda su geometría, sus elementos y proporciones: todo en el edificio está dispuesto para la mejor comprensión del cuerpo humano.
El acelerador de partículas atómicas del CERN, cerca de Ginebra, podría representar, por analogía, el equivalente contemporáneo del anfiteatro: una construcción de planta circular destinada exclusivamente a la punta de lanza de la investigación y el conocimiento científico, y de la que se derivan los mayores descubrimientos de nuestro tiempo.
Sin embargo, la diferencia de escalas entre los dos edificios nos explica, también, algunas de las paradojas y diferencias entre las dos épocas: la arquitectura del anfiteatro es comprensible y abarcable para los sentidos; el campo de estudio del CERN, en cambio, es el de la materia subatómica, aquello que sólo concebimos, pero que no percibimos. Paradójicamente, para esta tarea es necesario un equipamiento de kilómetros de diámetro y de escala transnacional (tanto por posición, como por inversión). Esta extrema diferencia de escalas, ajenas a los sentidos humanos, ilustra el grado de complejidad de nuestra época, así como la dificultad de percibirla, comprenderla y cambiarla.

JUAN NAVARRO BALDEWEG. La luz es el tema

Juan Navarro Baldeweg nace en Santander en 1939. Obtiene el título de arquitecto en 1965 y el de Doctor en arquitectura en 1969, ambos por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura (ETSAM) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Becado por la Fundación Juan March en 1970, realiza estudios de posgrado como investigador invitado entre 1971 y 1975 en el Center for Advanced Visual Studies del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Es catedrático de Proyectos en la ETSAM desde 1977 y en la actualidad es profesor emérito de la UPM. Es Honorary Fellow del American Institute of Architects (2001) y académico numerario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (2003). A lo largo de su dilatada y prolífica trayectoria ha sido galardonado con numerosos premios y distinciones de gran importancia, tanto por su labor artística como arquitectónica. Read More

Inteligencia


Carros de la compra en una fábrica abandonada. El símbolo del consumo en el templo de la producción; una coincidencia que solo se explica en el contexto de la desindustrialización. Los carros no están aquí para colmar a algunas generaciones a costa de muchas otras y sin acabar de satisfacer a ninguna. Son carros de chatarra, de cartones y de otras materias primas recogidas en el extremo opuesto de la cadena productiva, la basura. Carros empujados por almas igualmente desechadas, desterradas del mercado laboral y la sociedad de consumo. Carros que vienen a las fábricas destripadas para devolverles lo que antes vomitaban. Y seguirán viniendo, convertidos en vehículos de la subsistencia y el rebusque, mientras la ciudad se empeñe en ignorar qué hacer con ella misma, a qué dedicarse, cómo ganarse la vida. Read More

El túnel de bateo

En el libro de Jiménez Montoya sobre hormigón armado hay una cita del Código de Hammurabi, el documento jurídico más antiguo que se conoce, un documento cerámico escrito con incisiones en forma de cuña. La cita dice que si a un arquitecto se le derrumba una casa y mata al propietario se condenará a muerte al arquitecto, y si también mata al hijo del propietario se condenará a muerte al hijo del arquitecto. De los amigos no dice nada, ¿quién se atrevería a ser amigo de un arquitecto? Read More

Buscant la forma a través del comportament

L’arquitectura ha buscat clàssicament, de forma més o menys afortunada, la trajectòria natural de les càrregues per definir així els seus dissenys. Els arquitectes no han deixat d’optimitzar les formes al llarg de la història per tal d’arribar a una màxima funcionalitat estructural; en l’antiguitat, el camí d’optimització geomètrica era l’únic que es podia recórrer, ja que els materials disponibles van ser durant molts segles els mateixos. Read More

Ventura Rodríguez Tizón y el Real Colegio de Cirugía de Barcelona, 1761-1764

Al indagar sobre los espacios que evidencian relaciones entre arquitectura y cuerpo humano, emergen algunas construcciones dedicadas explícitamente al saber del cuerpo, las cuales constituyeron e integraron parte de escenas del conocimiento anatómico desarrolladas en torno a la práctica de la disección: los teatros anatómicos. Read More

La tentación del abismo

“El sentimiento de lo sublime es un sentimiento mixto. Está compuesto por un sentimiento de pena, que en su más alto grado se expresa como un escalofrío, y por un sentimiento de alegría, que puede llegar hasta el entusiasmo y, si bien no es precisamente placer, las almas refinadas lo prefieren con mucho a cualquier placer”. Read More

El llit de Procrustes

“Procrustes, en la mitologia grega, era el cruel propietari d’una petita finca a Corídal a Àtica, en el camí entre Atenes i Eleusis, on es realitzaven els ritus mistèrics. Procrustes tenia un peculiar sentit de l’hospitalitat: atreia els viatgers, als quals proveïa amb un sopar abundant, i després els invitava a passar la nit en un llit força especial. Volia que el llit s’adaptés al viatger a la perfecció. A aquells massa alts els tallava les cames amb una destral esmolada; i als que eren massa baixos els estirava”.1
Read More