Contingut diagonal.41

L’arca russa i la Barcelona metropolitana

revista diagonal 41 - París, Barrio latino; Noche de las barricadas. Modelo del espacio afectivo-disidente del Mayo del 68 parisino. Natalia Matesanz Ventura, @cumuloLimbo_

revista diagonal 41 - París, Barrio latino; Noche de las barricadas. Modelo del espacio afectivo-disidente del Mayo del 68 parisino. Natalia Matesanz Ventura, @cumuloLimbo_

Després de molts giravolts, durant les darreres setmanes s’ha confirmat que Barcelona acollirà una seu del museu Hermitage a la Nova Bocana del port, al costat de “l’hotel vela”.
No volem tractar aquí una de les problemàtiques de fons, la de si una ciutat com Barcelona necessita de l’obertura de franquícies museístiques internacionals de renom, o de si mereix institucions culturals originals i pròpies.
Ens interessa focalitzar el debat sobre l’emplaçament del museu. Un dels deures de qualsevol administració és vetllar perquè certes iniciatives privades contribueixin a millorar les nostres ciutats. És necessari fomentar, des dels estaments polítics, que qualsevol iniciativa privada a la ciutat generi valors de dimensió pública per tal d’accentuar-ne l’oportunitat i l’encert.
En aquest sentit, la ubicació proposada per al nou Hermitage entra en conflicte d’una manera evident amb l’interès públic, precisament per l’espai que vol ocupar. És evident que certs indrets de la ciutat tenen un problema per assimilar els fluxos turístics que ens visiten cada any, i un museu d’aquestes característiques, pensat perquè quedi ben a prop dels creueristes que baixen del vaixell per passar unes hores a la ciutat, només pot agreujar les condicions de col·lapse que pateixen la Barceloneta, el port i La Rambla. És essencial situar en aquesta part de la ciutat activitats que no fomentin un monocultiu d’activitats turístiques.
Ara bé, com podria un projecte museístic ambiciós com el que s’ha planificat revertir positivament en la ciutadania? Una de les possibilitats seria que contribuís a la construcció metropolitana de la ciutat, tot trobant un emplaçament adient lluny de la ciutat central, fora dels límits municipals de Barcelona. No podrien indrets propers al Besòs o alguna població del vessant nord de Collserola beneficiar-se de la instal·lació d’un centre cultural amb projecció internacional?


Después de muchos rodeos, durante las últimas semanas se ha confirmado que Barcelona acogerá una sede del museo Hermitage en la Nova Bocana del puerto, junto al “hotel vela”.
No queremos tratar aquí una de las problemáticas de fondo, la de si una ciudad como Barcelona necesita de la apertura de franquicias museísticas internacionales de renombre, o de si merece instituciones culturales originales y propias.
Nos interesa focalizar el debate sobre el emplazamiento del museo. Uno de los deberes de cualquier administración es velar porque ciertas iniciativas privadas contribuyan a mejorar nuestras ciudades. Es necesario fomentar, desde los estamentos políticos, que cualquier iniciativa privada en la ciudad genere valores de dimensión pública para acentuar su oportunidad y acierto.
En este sentido, la ubicación propuesta para el nuevo Hermitage entra en conflicto de una manera evidente con el interés público, precisamente por el espacio que quiere ocupar. Es evidente que ciertos lugares de la ciudad tienen un problema para asimilar los flujos turísticos que nos visitan cada año, y un museo de estas características, pensado para que quede muy cerca de los cruceristas que bajan del barco para pasar unas horas en la ciudad, sólo puede agravar las condiciones de colapso que sufren la Barceloneta, el puerto y La Rambla. Es esencial situar en esta parte de la ciudad actividades que no fomenten un monocultivo de actividades turísticas.
Ahora bien, cómo podría un proyecto museístico ambicioso como el planificado revertir positivamente en la ciudadanía? Una de las posibilidades sería que contribuyera a la construcción metropolitana de la ciudad, encontrando un emplazamiento adecuado lejos de la ciudad central, fuera de los límites municipales de Barcelona. No podrían lugares cercanos al Besòs o alguna población de la vertiente norte de Collserola beneficiarse de la instalación de un centro cultural de proyección internacional?

Colette Pétonnet

Colette Pettonet per Maria Picassó

Colette Pettonet per Maria Picassó

COLETTE PÉTONNET. Hem de parlar

Colette Pétonnet ha estat considerada una de les primeres antropòlogues de la ciutat. És una autora imprescindible per entendre el desplegament del treball de camp etnogràfic en territoris suburbans francesos. Pétonnet preconitzava la necessitat de realitzar una “observació flotant” sobre l’espai, per deixar que l’observador aconseguís que la realitat el penetrés sense filtres. L’abril de 1995, el filòsof i professor de l’Institut d’Urbanisme de Paris (IUP) Thierry Paquot la va entrevistar per a la revista Urbanisme.[*] Que serveixi la traducció d’aquesta entrevista com un petit homenatge a Colette Pétonnet.

Traducció i selecció: Ricard Gratacòs Batlle

Segueix llegint

Movimiento, lugar, encuentro. Buscando el espacio en los versos de la Ilíada

En los versos de la Ilíada el espacio no se describe de modo directo y objetivo. Emerge, cada vez, a partir de la acción relatada; acción que, ésta sí, se describe minuciosamente, atendiendo a gestos, palabras, discursos, diálogos, movimientos, objetos y silencios, generando dinámicas espaciales íntimamente ligadas al cuerpo. Segueix llegint

Instrumentos para afrontar el cosmos. Aprendiendo del Mayo del 68 parisino.

Durante el mayo parisino las emociones se plasman en los espacios físicos de la ciudad a través de la toma de las calles y del mobiliario urbano, la construcción de barricadas y, fundamentalmente, la continua aparición de testimonios en los muros de la ciudad, en forma de pintadas espontáneas o caligramas urbanos. Interacciones y gestos de apropiación que ponen en relación vínculos afectivos determinados y relaciones emocionales generadas en la revuelta, con los espacios físicos de la ciudad de París. Muros, vallas, calzadas y demás elementos urbanos adquieren capacidad y potencia afectiva. Las calles abandonan su papel predominante como vías de tránsito entre el trabajo y la habitación para convertirse en espacios disidentes, de discusión y parlamento colectivo que transforman el espacio urbano. Para pensadores, estudiosos y usuarios de la ciudad supone un reto abordar éstas y otras tantas espacialidades subjetivas contemporáneas. Desde la exploración e incluso invención de herramientas se busca la forma de trabajar con las posibilidades de lo invisible desde la disciplina arquitectónica y la urbanística contemporánea. Segueix llegint

La luz es el tema. MARCEL BREUER

La luz es el tema. Marcel Breuer.

En reiteradas ocasiones se ha insistido desde esta sección en el poder de evocación que posee la luz. Y es que no sólo sirve para ver; es capaz de modificar también nuestro ánimo, de inspirarnos. Pablo Rodríguez, doctorando de la ETSA Madrid, nos descubre uno de esos momentos reveladores: el momento en que Marcel Breuer advirtió en un particular diálogo entre la luz y la sombra una metáfora de lo que, más adelante, se constituiría en su manera de entender la arquitectura.

Oscar Linares de la Torre

Segueix llegint

El mur, la reixa, el buit*

Des de l’aparició dels moviments reformadors del segle XVIII a Anglaterra i França, la presó s’ha presentat com un espai reformador en contraposició a un espai punitiu: l’Estat no castiga, instrueix. I ho fa a través d’una institució que s’organitza al voltant de la idea de disciplina com a estructuradora de la moral; una disciplina que opera, en realitat, com una forma de poder, com una tecnologia.[1] S’entén que la moralitat i els codis socials modelen el ciutadà a través d’una sèrie d’institucions que eduquen, formen i corregeixen. El canvi de conducta en el pres, doncs, és un canvi forçat, codificat per allò que l’autoritat considera positiu, adequat, correcte. Segueix llegint

Gran Arquitecto 19 – El pre-cliente

Gran Arquitecto 19 - El pre-cliente - Alberto Hernandez

Gran Arquitecto 19 - El pre-cliente - Alberto Hernandez